19 de noviembre de 2014

6 Preguntas para organizar la vida de tus sueños

Muchas personas señalan que quieren organizar su vida porque consideran que hay determinados elementos que no están en el lugar que les corresponde, incluso ellos mismos con ciertas actitudes y hábitos se han puesto en el lugar menos adecuado.


6 preguntas para organizar la vida de tus sueños

La situación de cada persona es diferente y cada uno sabe qué es lo que quiere cambiar, en algunos casos bastaría con adoptar nuevas actitudes para ser feliz

Aunque a veces no es tan evidente porque nos sentimos mal, sabemos que no estamos como nos gustaría pero no logramos identificar con claridad qué es lo que está fallando.

Las grandes áreas que preocupan a todas las personas, da igual sexo, nacionalidad, edad... son: dinero, salud, amor, familia, amigos, desarrollo profesional/personal…; pero dentro de estas grandes áreas hay muchos matices, no todo es blanco o negro. 

Por este motivo he decidido crear este post, donde encontrarás 6 preguntas que te ayudarán a organizar tu vida.

Cuando una persona siente que su vida no va como te sea tiene dos opciones:
  1. Quedarse quieto y no hacer nada. 
  2. Moverse para tratar de buscar soluciones y reconducir su vida hacia donde le gustaría ir.

Cuando decidimos empezar a organizar nuestra vida, el primer paso es decidir qué es lo más importante y urgente, para concentrarnos en ello y aprovechar todo nuestro tiempo y recursos disponibles en esos momentos.

Para muchas personas el hecho de tener que seleccionar unas actividades y olvidar otras, le resulta muy complejo.

El objetivo de estas 6 preguntas es darte una visión más definida que te permita tomar las mejores decisiones, priorizando todo aquello que sea importante y urgente.

Es descorazonador pensar que muchas personas consideran que su ideal de vida es imposible, que jamás lo lograrán.

Yo entiendo perfectamente esa situación, y estoy de acuerdo con ellos porque nunca han hecho nada para lograrlo.

En vez de ver las cosas de esa manera, creo que les sería más fácil empezar reflexionando sobre lo que están haciendo habitualmente, qué actividades te interesan más, en qué momentos pierdes más el tiempo, que elementos puedes prescindir de tu vida sin que para ti fuera una tragedia… etc.

Después de este análisis, es muy sencillo lograr visualizar qué es lo que desearías hacer mañana o dentro de unos días para organizar tu vida.

De esta manera podrás entender mejor qué camino tienes que elegir, y eso dependerá de tus propios valores o necesidades: estar más tiempo con la familia, ganar más dinero, sentirse libre económicamente, buscar un compañero o compañera con el que compartir tiempo y experiencias…


1º Pregunta: ¿Me merezco ser feliz?

Muchas personas no saben vivir sin preocupaciones, es como se les diera miedo a ser felices.

Estas personas que no están bien consigo mismas ya que no disfrutan ni de lo que tienen ni lo que tendrán, y lo peor de todo, es que son ellas las que lo han decidido así.

Yo espero que no seas una de estas personas porque aunque no te lo creas, todos nos merecemos ser felices.

Tú también te mereces ser feliz.



Organizar la vida de tus sueños


2º Pregunta: ¿Qué pasaría si no hiciera nada?

La respuesta ya la sabes: no pasará nada y seguirás como éstas.

Entiendo tus dudas y las comparto, pero esto no es un motivo lo suficientemente poderoso como para no hacer nada.

Cualquier persona que esté pensando en organizar su vida adquiriendo nuevos hábitos o abandonando de forma radical otros, tiene dudas: ¿Qué pasaría si no hago nada?, ¿tendría consecuencias muy negativas para mí?, ¿podría soportarlo?...


3º Pregunta: ¿Cuál sería mi beneficio hoy?, ¿y dentro de un año?

Los beneficios de tu decisión irán apareciendo con el tiempo, algunos ya lo sabes antemano pero otros están por llegar.

Lo que sí es seguro, ese que si estás en una situación en la cual no te sientes a gusto, sino haces nada, no saldrás de ella.

Muchas personas piensan a corto plazo y llenar su vida de actividades muy gratificantes pero que les dan resultados hoy; de esta manera resulta complicado tener una visión global y de conjunto.

Sin esta visión global las personas pierden la perspectiva de lo que quieren lograr, y sólo perciben el esfuerzo que están realizando.

Así es muy fácil que aparezca la desmotivación.


4º Pregunta: ¿Qué es lo que te mueve y motiva?

Descubrir qué es lo que te mueve y motiva es esencial, y no tiene tanta importancia si algunas actividades no te traen beneficios porque probablemente te llenen de satisfacción, y eso también es necesario.

Cuando uno sabe qué es lo que le motiva, ya tiene mucho terreno ganado porque el mero hecho de verse a sí mismo logrando ese cambio tan buscado le permitirá sacar fuerzas de flaqueza.

Todas las dudas desaparecerán.


Preguntas para organizar la vida de tus sueños


5º Pregunta: ¿Es importante que lo haga?

Aunque no te lo creas, todo lo que haces tiene una trascendencia para ti y para los demás.

Una forma muy sencilla de mejorar tu autoestima es percibir que estamos logrando nuestros sueños u objetivos personales.

Si tú cambias, tu manera que comportarte y el mundo cambia; y aunque no lo creas, la visión que tendrán los demás de ti también cambiará.


6º Pregunta: ¿Sería coherente con mi forma de ver el mundo?

Estas la pregunta más complicada de todas porque todo cambio para que se pueda mantener en el tiempo necesita que sea coherente con tus valores, principios, y motivaciones.

Todo lo contrario es ir en contra de ti mismo.

Si deseas en realizar un cambio y este choca frontalmente con tus valores y principios, antes de empezar, reflexiona sobre esos valores porque de lo contrario el esfuerzo será colosal, y quizá no merezca la pena realizarlo.

Espero y deseo que estas 6 preguntas que ayuden a organizar mejor tu vida y que te acerquen cada vez más a la persona que realmente deseas ser.

Mucha suerte y deja un comentario si lo deseas…

11 de noviembre de 2014

14 Actitudes para ser feliz y salir de la crisis

Vivimos unos tiempos donde es cada vez más necesario que mantengas una serie de actitudes para ser feliz y salir de la crisis

9 de septiembre de 2014

El egoísmo mueve la economía

El egoísmo mueve la economía y el mundo pero lamentablemente muchas empresas y directivos no se han dado cuenta.

No entienden por qué sus empresas, y lo que es peor, los productos/servicios que ofrecen tienen una acogida tan pobre por parte del mercado. La respuesta a estos es muy sencilla, necesitan comprender que el egoísmo mueve la economía.

Sin darse cuenta se han perdido en el maremágnum de las grandes cifras y no se han percatado de que todas sus acciones tendrían que ir dirigidas a satisfacer el egoísmo más despiadado y cruel que existe, el de un cliente.

Esta rara especie puede permanecer aletargada e impasible a todas las actividades y acciones que emprendas, y salir de su madriguera sólo por las ofertas, promociones, vales y descuentos que realices.

No hay un ser más egoísta que un cliente. Sólo piensa en él, nunca te ha querido ni te querrá, acéptalo y sigue con tu vida.


El egoísmo mueve la economía

Mientras tú estabas absorto en el diseño y planificación del lanzamiento de tu nuevo producto, él se pasaba las tardes enteras mirando las ofertas de tu competencia. No sabes porqué tontea con otros cuando ya pensabas que te era fiel…

La respuesta es muy sencilla, no te quiere por lo que haces sino por lo que obtiene cuando adquiere tus productos/servicios; y ese egoísmo es el que mueve la economía de tu empresa, y la de tu competencia…

No busca un matrimonio, ni tan siquiera una relación estable porque la única fidelidad que conoce es a sí mismo, y en el momento en el que sus valores y filosofía no coincidan con los tuyos, se irá, y ni tan siquiera te dirá adiós.

Si quieres mantener encendida la llama de la pasión, tienes que buscar la manera de olvidarte de ti. Necesitas escuchar y comprenderles perfectamente para descubrir qué intereses egoístas les mueven hacia ti. De esta manera les demostrarás todo tu amor y ellos a ti el suyo; así funcionará perfectamente la relación de amor y egoísmo puro que debe existir entre un cliente y su proveedor.

Todo lo que no vaya en este sentido, caerá en saco roto, y el día que no lo hagas, está llama se apagará y buscará otra empresa que sí le tenga en cuenta de verdad, y que comprenda que el egoísmo mueve la economía; al menos la suya.

30 de enero de 2014

Porque los reclusos deberán pagar por estar en prisión

Los presos deberán pagar por estar en prisión en un futuro muy próximo, ya lo han implantado en Alemania y Dinamarca, y ahora está en el proceso de aprobarse esta ley en Holanda.

Parece que es una moda que me temo acabaremos importando, y aunque los motivos son variados y en algún caso considero altamente contradictorios, también son muy poderosos.

Nuestros países vecinos alegan a favor de esta medida dos argumentos claros y sólidos:
  1. Obligar al delincuente y asumir al menos parte del coste de sus actos.
  2. Ahorrar.

los reclusos deberán pagar por estar en prisión
Los reclusos deberán pagar por estar en prisión

Hasta este momento, es cierto indicarlo, la sociedad tuvo que asumir esos costes y parece ser que ya no está por la labor de continuar con la misma, al menos los daneses y alemanes.

Ser un delincuente es una decisión personal, y trae consigo una serie de consecuencias, entre ellas, la posibilidad de acabar con los huesos en la cárcel.

El razonamiento es sencillo, tú elegiste ir a la cárcel, por lo tanto tú debes contribuir con los gastos que ocasionaste; no es justo que un jubilado, estudiante, parado o trabajador, tengan que pagar por tus errores…

Una inversión muy alta para la sociedad con un escaso retorno de la misma, y más cuando se añade el factor sociológico, ya que muchos son reincidentes…

Con el sistema actual los costes directos para el Estado y la sociedad son altos: edificios bien acondicionados, personal cualificado, alimentación y mantenimiento de los reos, jueces, fiscales, abogados…; mientras que los ingresos son muy escasos: multas e indemnizaciones que ni el estado ni los afectados cobran en la mayoría de los casos.

Los holandeses proponen un pago de 16 €/día, y la deuda no podrá cancelarse. Si tienen dinero al ingresar en prisión empezarán a pagar entonces,  si no, disponen de tiempo indefinido para saldarla. No es mucho por pensión completa y alojamiento pero veo harto difícil que la puedan cobrar.

Por otro lado, si trabajan en la cárcel para cubrir esa deuda, pongamos haciendo montajes sencillos de piezas, les quitarían el trabajo a los que están fuera, y esos sí que tienen que pagar hipoteca, coche, agua, luz, teléfono…

No lo sé, pero no veo muy clara la solución porque además aún queda el tema de la reinserción.

Imagino que en este asunto pensaron poco, o aceptaron la premisa de que “no vamos a realizar ningún esfuerzo con personas que no desean integrarse. El que quiera que se reinserte, pero por sus propios medios, y si no, pues ya sabe, vuelta a la cárcel…”

Imagino que dejaremos de oír la frase ”pues que me metan en la cárcel, allí al menos me dan comida y techo”; dentro de muy poco habrá que añadir la coletilla ¡¡PAGANDO!!


¿Y tú qué opinas?.