13 de febrero de 2010

No seas asno

Lo difícil de decidir
Tomar una decisión y que además sea correcta es difícil. Muchas veces tenemos poca información, y otras todo lo contrario, hay tantas opciones y alternativas que sólo el análisis y estudio de todas ellas con sus ventajas y pegas nos harían perder la oportunidad. Si las opciones son muchas corremos el peligro de arrepentirnos de la elección tomada y si son pocas no hemos decidido si no que se nos ha impuesto algo.

Ser indeciso no es una buena decisiónSi el sistema de decidir de un indeciso es común a todos los indecisos del mundo, también lo son sus consecuencias. Un indeciso se equivoca con mucha frecuencia porque tras aplazar las acciones varias veces por diversos motivos, llega un momento en que ya no es posible postergarlos más porque finalizan los plazos. Es entonces cuando el indeciso se ve obligado a lanzarse a actuar de forma precipitada y probablemente cometiendo errores. Se ha generado la pescadilla que se come la cola: “aplaza decisiones porque no quiere errar, comete errores porque se precipita”.

Madurar, evolucionar y crecer no lo dan los años si no las ocasiones que nos ofrecen estos para aceptar y afrontar libremente con orgullo la responsabilidad de nuestras decisiones.Muchos indecisos lo son consecuencia de una búsqueda malsana de la perfección. No se desentienden de lo que les preocupa si no que quedan atrapados e inmóviles en el análisis pretendiendo dar con la solución ideal.

Decidir es correr riegos, ponerse en peligro; aceptar el desafío de vivir.Antes de iniciar un nuevo proyecto podemos mirar al horizonte y contemplar todos los senderos posibles para iniciar nuestro camino. En ese instante en nuestra mente surge una sensación de poder y libertad porque somos libres para elegir qué camino emprenderemos, y además, poderosos porque nada ni nadie puede contradecir esta idea. Es una sensación tan mágica y placentera que nos gustaría mantenerla infinitamente con nosotros; pero sabemos que en el preciso instante en el que tomemos una dirección, todo se desvanece. Ya no hay vuelta atrás: decidir un proveedor conlleva prescindir de otros, querer a Carmen supone la renuncia a seducir a Silvia, Marta …; si te matriculas en Derecho quiere decir que se desvanecen definitivamente los sueños de ser un intrépido aventurero, un hábil jugador de fútbol o un valiente torero ...

Decídete y no seas un asno.Pero es necesario que hagas algo y pases a la acción porque si no te ocurrirá igual que al asno de Buridán, que ante la alternativa entre beber de un cubo de agua y comer de un saco de avena quedó quieto presa de la indecisión hasta morir de hambre y de sed.

La peor de todas las decisiones es la que dejaste sin tomar

29 comentarios:

  1. pitoso13/2/10

    Yo no soy indeciso porqeu a veces prefiero no hacer nada y que el tiempo decida por mí.

    ResponderEliminar
  2. yosi213/2/10

    Es difícil decidirse cuando sabes que todos los caminos te conducen a donde no quieres llegar.

    ResponderEliminar
  3. arialnarrow13/2/10

    Hola imoD,
    Coño con tu burro. ¿Y si en vez de alfalfa le hubieran puesto una apetitosa burra? Eso sí que sería un experimento de verdad porque sin comer se puede estar 30 días y sin beber 3; pero sin una buena burra ni un segundo. LO DICE UN AUTÉNTICO BURRO.

    ResponderEliminar
  4. vega6813/2/10

    pues sí, arialnarrow, certifico que eres un poco burro.

    ResponderEliminar
  5. Pero ¿somos siempre capaces de hacer lo que deseamos con entera libertad?. Creo que pocas personas responderán sí. Tomar una decisión a la hora de elegir un objeto material puede ser una tarea más o menos sencilla, pero hacer lo propio con elementos abstractos o con personas, tal vez no sea tan simple, si nos compromete afectivamente, si afecta a nuestros sentimientos. Aquí la decisión se ve notablemente influida por la capacidad de autoafirmación. A veces, cuando alguien nos pide un favor, nos vemos obligados a concedérselo; tal vez de «mala gana», pero nos sentimos incapaces de negárselo. Es cuando aparece el miedo a decir no.

    ResponderEliminar
  6. Irene13/2/10

    No seas machista y la próxima vez incluye “no seas asna” poque nosotras también tenemos derecho a ser indecisas. Aunque no os locreais somos imperfectas.

    ResponderEliminar
  7. espinilla7213/2/10

    A mí me pasa como a “pitoso”. Hay muchas veces que hacer algo me cansa y me pregunto si merece la pena posicionarme cuando sé positivamente que si lo hago me buscaré enemigos. Con mi jefe de proyecto he tomado una decisión simple y absurda en vez de discutir, que dices que el proyecto es mejor enfocarlo de esta manera aunque nos salgamos del presupuesto, … pues si me lo envías por mail estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  8. Para pensar soy muy malo y aún peor para decidir. Superadas estas dos fases, la tercera que sería la ejecución soy aún si cabe peor que para las dos primeras. Lo malo de las decisiones es que siempre acabas dejando algo que quieres o te gusta a un lado , o mejor dicho a un rincón , más bien oscuro que quizás no lo vuelvas a tener en contra de tener algo nuevo , o no , en tu vida.

    ResponderEliminar
  9. Todo lo veis muy fácil, pero cuando no tienes energía y dudas hasta de ti mismo hasta decidir que calcetn ponerte es una tragedia. Lo sé porque una amiga está pasando por una depresión de caballo y esta muy mal.

    ResponderEliminar
  10. sólo pensais en tomar parte y aún reuerdo imoD aquel que decías qe después de casi un mes sin mirar Internet, el correo electrónico y la tv a ver que pasaba y no paso nada. Pues seguro que aquí es lo mismo, si no decides a ver que pasa

    ResponderEliminar
  11. arbolito14/2/10

    Sois unos vagos de mierda. Teneis que tomar la vida enserio. Que quieres que venga ZP a solucionaros la vida y a daros el subsidio a vuestra casa para que asi no tengais que pesar y hacer nada.

    ResponderEliminar
  12. santurrona14/2/10

    Te ha faltado decir “a las barricadas”. Cuanto antes talemos a los arbolitos como ese mejro para todos porque seguro qe es un funcionario que sin hacer nada tiene garantizado el sueldo. Vaya pandilla de sinverguezas y vagos que nos estan sacando la sangre a todos

    ResponderEliminar
  13. imoD, siento decir que estoy de acuerdo contigo. ES una estrategia del ser humano postergar las cosas que no desea hacer. ¿Tenía el burro sed o hambre?. Al burro seguro que le estaba afectando que el Real Madrid no vaya a ganar ninguna competición este año y los del Barça nos lo llevemos de nuevo todo.

    ResponderEliminar
  14. lucho14/2/10

    Hola imoD, Me parece muy bien que hables del derecho a decidir pero te has equivocado porque tu interpretas que es una obligación.

    ResponderEliminar
  15. patita14/2/10

    La depresión del burro de Bulidan me importa un pepino. A mí me gustaría poder decidir de verdad, sobre cosaws que me afectan directamente y no sobre que bragas me voy a poner hoy porque igual ni me las pongo.

    ResponderEliminar
  16. shiraz14/2/10

    imoD, he visto que has leído "Octubre, octubre" de José Luis Sampedro. Yo lo estoy acabando ahora y hay una frase que resume tu escrito:
    ¿No es eso vivir?: resistir cediendo, conceder conquistando.
    Cuando asistí a tu seminario y dijiste al inicio del mismo que vivir básicamente es cambiar, me di cuenta de que me ha pasado como a Águeda-Ágata, la vida pasa y nosotros pasamos con ella a trompicones, destartarillando las esquinas de nuestra alma, rozando nuestros sentires.... No te desanimes porque todo cambia, incluso los buenos momentos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. plataforma14/2/10

    Tenía que estar prohibido este tipo de comentarios. De todas maneras, ¿de qué color las llevas hoy "patita"?.

    ResponderEliminar
  18. Se puede esconder el fuego, pero ¿qué se hace con el humo?. Las consecuencias de no actuar y de no decidir aparecerán lo desees o no y entonces tendrás que aceptar las consecuencias. Yo prefiero actuar porque me da sensación de que dirijo mi vida aunque sé que no es verdad.

    ResponderEliminar
  19. Mi experiencia me indica que el defecto que no se perdona en el entorno profesional es el de culpar a los demás de nuestras equivocaciones. Sólo se equivoca el que toma una decisión. Casi es mejor reconocerlas con humildad e ir saltando los baches que vamos encontrando cada dia con optimismo y con la sencillez de reconocer que no somos perfectos.

    ResponderEliminar
  20. maika15/2/10

    Estoy de acuerdo contigo. No es valiente el que no cae sino el que se levanta siempre. La libertad es un don que como tal se ha de contemplar, mimar y acrecentar. La libertad exterior fluye de nuestra libertad interior.

    ResponderEliminar
  21. mariateruel2315/2/10

    Decidir implica tomar determinaciones que van a marcar una vida. Es normal que se tenga miedo a decidir si además estamos presionados por tener siempre el mejor resultado, no vale con uno aceptable, sólo el mejor; y olvidamos que como humanos podemos errar y esto es otra cosa que nos aterra cometer errores los cuales son un producto de la decisión y de la libertad.

    ResponderEliminar
  22. Las decisiones: es la tela de araña que vamos tejiendo a lo largo de nuestro tiempo, lo que terminara siendo la gran escultura, de nuestra vida, unas estarán diseñadas perfectamente y serán dignas de ser elogiadas, otras estarán realizadas con mucho esfuerzo y apenas serán valoradas, pero lo verdaderamente importante, es pensar en quienes son los que se van a quedar atrapados en ella, para evitar quedarnos con lo peor de la vida. Pues ellos son en definitiva los culpables de nuestras decisiones. Tú eres culpable de algunas de mis decisiones, pues tu experiencia, puede ser un manual de referencia, ante una indecisión, un saludo

    ResponderEliminar
  23. Epicuro16/2/10

    Sois muy injustos con los indecisos. Todos estos comentarios lo único que hacen es que se pongan más nerviosos porque si los buenos recuerdos duran mucho tiempo, los malos más.

    ResponderEliminar
  24. Látigo16/2/10

    Siempre es el miedo. El miedo a equivocarse el que suele impedir poder decidir y cambiar el actor que debe decidir, dejar la responsabilidad al tiempo para que sea éste el que decida, ésto sólo genera peores consecuencias que las que generaría una decisión propia , ya que tener miedo a decidir , miedo a equivocarse , miedo a .... sólo genera miedo a vivir...

    ResponderEliminar
  25. imoD, estoy de acuerdo contigo en todo y esta vez quiero añadir algo serio. A mí los errores me han serfvido para crecer en libertad cuando he sabido rectificar porque cada uno de nosotros es responsable de sus actos y por lo tanto ser consecuente con nuestros errores es racional. Conquistar nuestra libertad cada dia es un riesgo a afrontar con energia e ilusión

    ResponderEliminar
  26. zzzzz16/2/10

    Hola imod, quería decirte que hay personas que no deciden ni decidirán nada porque prefieren que otros lo hagan por ellos. Tienen tanto miedo a equivocarse que prefieren eludir esa responsabilidad; yo añadiría que tienen miedo a vivir y solo viven porque temen aún más a la muerte. Un abrazo y no te canses de escribir.

    ResponderEliminar
  27. Antonieta16/2/10

    escoger un camino implica abandonar otros; desde mi punto de vista las decisiones, no hemos de verlas tremendistas ni definitivas, porque eso es lo que nos dificulta decidir, es el miedo a perder algo. Decidid de momento para seguir caminando, que las verdaderas decisiones las toma la vida por nosotros.

    ResponderEliminar
  28. Coldwater20/2/10

    No entiendo porque todo el mundo pretende que las demás personas tomemos parte, decidamos, nos posicionemos. A ZP le fue bien durante 4 años que se pudo chulear por todo el mundo diciendo que erámos la 10º potencia mundial, que si papeles para todos, que si la Pajín 15000 euros al mes. Si yo fuera ellos no haría nada.¡¡¡Hay que ser valiente y no hacer nada¡¡¡.

    ResponderEliminar
  29. Una buena toma de decisiones nos da algo de control sobre nuestras vidas. Muchas de las frustraciones que sufrimos con nosotros mismos se deben a no poder usar la propia mente para decidir y el coraje para actuar en consecuencia. Una mala decisión puede obligarnos a tomar otra mala decisión, como dijo Harry Truman: "Toda mala decisión que tomo va seguida de otra mala decisión".

    ResponderEliminar

¡Gracias por tus comentarios! Por favor, se respetuoso.

imoD