24 de abril de 2011

Productividad laboral y felicidad

Hace un año me lancé a la aventura de este blog y ese mismo día pude observar que toda la gente con la que me cruzaba estaba triste o seria. Me llamó mucho la atención este hecho y es algo a lo que le venido dando muchas vueltas durante todo este tiempo concentrándolo en una sentencia: “si la gente no es feliz es o porque no sabe o porque no puede; pero jamás porque no quiere”.

En pocas palabras y entre nosotros, lo más lógico es que no seas feliz en tu trabajo y si lo fueras jamás se lo dirías a nadie. Este hecho es normal por dos motivos, uno es que tenemos la idea estúpida de que no se puede ser feliz en el trabajo y el otro es que reconocerlo generaría por lo menos incomprensión y envidia.

Todas las empresas necesitan aumentar la productividad de sus equipos y una de las maneras más sencillas y baratas es buscando que sean felices, que superen el estrés diario y el alto grado de incertidumbre en el que se deben manejar. Aunque cualquiera puede desempeñar correctamente su trabajo diario de manera eficiente en términos de productividad, cuando se pasa a escenarios donde el estrés y la incertidumbre es alta, es necesario darle a todo esto un barniz de felicidad, de gustarte lo que haces, de entender que tu labor tiene una trascendencia, al menos para los tuyos porque si no es así tarde o temprano la situación te desbordará.

Ser capaz de descubrir la felicidad en el trabajo diario es pasar a ser una persona altamente eficaz que es capaz de desarrollar su labor enfocando toda su capacidad creativa hacia las actividades que realiza, sacando mayor provecho y mayor rendimiento del tiempo invertido.

Los beneficios son directos tanto a nivel personal como para la empresa.

Si dejamos a las personas enfocarse en la parte del trabajo que más les gusta, que más satisfacciones les traiga y que con mayor alegría realizan, la productividad se acelera y los resultados se notan.


Yo que me dedico a la gestión del tiempo y temas cercanos como productividad, estrés…, he percibido que ninguna metodología conocida es más eficaz que la de buscar la felicidad en el trabajo realizado. Está claro que existe una relación muy estrecha entre la felicidad en el trabajo y la productividad aunque es necesario que responsables de RRHH, directores, gerentes, empresarios y líderes en general, sean capaces de ver dicha relación, la promuevan y se decidan a buscar caminos reales y no teóricos para implementar estrategias factibles.

Yo al menos he encontrado por lo menos 8 razones que permiten afirmar que la felicidad es un elemento clave en la productividad, vamos que felicidad en el trabajo es sinónimo de productividad

Un trabajador feliz es un trabajador motivado y optimista:La motivación es uno de los motores de la productividad. Una persona feliz, conoce su potencial y sabe manejarlo para sacar adelante cualquier proyecto. Ser feliz permite manejar mejor los riesgos, la toma de decisiones y las variables pesimistas de cualquier situación.

Un trabajador feliz desarrolla todo su talento:La felicidad ayuda a que el talento natural de las personas fluya de forma continua y es que la gente feliz parece tener más energía y dinamismo que los que no lo son. Todo deriva en mayor eficiencia y en mayor productividad.

Un trabajador feliz se adapta mejor al equipo:La felicidad mejora nuestra relación con los demás porque la felicidad se contagia y tener a gente feliz en la empresa hace que el resto de compañeros tiendan a sentirse mejor trabajando con esa persona.

Un trabajador feliz es más creativo:El buen humor abre la mente, y en las mentes abiertas, es más posible que surjan buenas ideas. Y si tu trabajo depende en cierta forma en la creatividad, entonces primero necesitas ser feliz en lo que haces, para luego poder ser productivo.

Un trabajador feliz se adapta mejor a los cambios:
Las personas felices no tienen tanto miedo a los cambios y manejan mejor la incertidumbre de todo proceso de cambio. Logran entender mejor los cambios, se resisten menos a su imposición y terminan creando un ambiente propicio para su implementación.

Un trabajador feliz es menos propenso a equivocarse:La razón es simple, la disposición a resolver problemas, a la motivación y a la proactividad genera que se minimice la producción de errores y si se produjeran estos fueran corregidos según vayan surgiendo de forma casi imperceptible.

Un trabajador feliz busca soluciones, no crea problemas:
Una persona feliz tiene su mente abierta a las soluciones, no a los problemas. Muchos de los problemas son perfectamente solucionables en los primeros estadios. Es más, los pueden solucionar los mismos trabajadores.

Un trabajador feliz es un buen discípulo:Está predispuesto al aprendizaje, para la formación y para la adaptación de nuevas forma de trabajar. No tendrá problemas para aprender todo lo nuevo que pueda surgir y en menor tiempo que alguien que no lo es.

28 comentarios:

  1. vega6824/4/11

    Ser feliz en el trabajo es casi imposible porque la gran mayoría de las personas estamos trabajando en algo para lo que estuvimos estudiando en la universidad. No quiero formar polémica con respecto a la guerra salarial entre hombre y mujer porque como soy funcionaria no la sufro pero tener que aceptar que has decidido cambiar.

    ResponderEliminar
  2. Hola imoD, Trabajar no tiene porque se agradable ni desagradable. La gente va a trabajar por dinero y si encima puedes pasar un rato agradable mejor pero nada más. Hay empresas donde en su web reflejan que se preocupan por sus empleados y luego ves en el periódico que van a realizan un ERE… ¡¡¡Hay amores que matan¡¡¡. Por favor, no te preocupes tanto por mi felicidad

    ResponderEliminar
  3. Yosi224/4/11

    imoD, Estáis muy tensos. Necesitamos trabajar para poder vivir como vivimos, pero si quisieramos vivir de otra manera quiza no necesitaramos trabajar.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo24/4/11

    Felicidad y trabajo son incompatibles ...

    ResponderEliminar
  5. No entienod tu planteamiento. ¿A quiém le interesa ser feliz en el trabajo, al trabajador o al empresario?. Me has dejado con la duda.

    ResponderEliminar
  6. espinilla7224/4/11

    Yo no sabía que un trabajador feliz es:
    optimista:
    desarrolla todo su talento:
    se adapta mejor al equipo:
    es más creativo:
    se adapta mejor a los cambios:
    es menos propenso a equivocarse:
    busca soluciones, no crea problemas:
    es un buen discípulo:

    Si es así pues mañana empiezo a ser feliz, aunque primero pediré permiso a mi jefa

    ResponderEliminar
  7. Hola imoD, Creo que sois unos victimistas que buscáis que los demás sintamos pena porque no sois felices en vuestras miserables vidas. ¡¡Pues empezad por hacer algo y no os quejéis¡¡.

    ResponderEliminar
  8. Es normal y lógico que los empresarios busquen maneras con las que lograr que sus trabajadores sean felices porque de esta manera lograrán que estén motivados y ante una realidad tan negativa se muestren con una visión optimista. Los problemas están ahí pero no es lo mismo la manera o estrategia que dedicidimos tomar para sortearlos.

    ResponderEliminar
  9. Bonita paradoja Domi: El egoismo de unos será el beneficio de otros …

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena, Domi, por el segundo aniversario del blog, y mi más sincero agradecimiento por la aportación personal que haces a mi forma de gestionar a los colaboradores. Muchas gracias por tu tiempo y tu trabajo.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo25/4/11

    No tenemos que olvidar que todos los jefes tienen en común el deseo y la responsabilidad de obtener el máximo rendimiento de sus subordinados o colaboradores; lo único que hay que tener en cuenta es que su diferente grado de preparación y la distinta influencia que han ejercido sobre ellos sus jefes anteriores, condiciona su estilo para lograrlo.

    ResponderEliminar
  12. Santurr25/4/11

    Creo que una de las principales preocupaciones y desafíos del jefe es encontrar y aplicar un modelo de motivación que le ayude a incrementar el rendimiento y productividad de su equipo, si la felicidad es una de ellas espero que empiecen mañana en mi empresa.

    ResponderEliminar
  13. aurora28/4/11

    Creo que en el trabajo se puede ser feliz y que las personas decidimos si vamos a ser desgraciadas o felices en el entorno laboral. A muchas de las personas que he visto quejarse a lo largo de mi vida jamás se han molestado en cambiar nada de lo que critican.

    ResponderEliminar
  14. Hay un problema con tu blog, no permite incluir ningún comentario ... Una perna

    ResponderEliminar
  15. Anónimo1/5/11

    Hola imoD, Tu blog no funciona ...

    ResponderEliminar
  16. Seguro que eres del sindicato. ¿QUË PIENSAS QUE eEstán esperando a que su enlace sindical les diga lo que tienen que hacer en la próxima huelga genral ...

    ResponderEliminar
  17. mariateruel231/5/11

    Creo que la única manera de ser feliz en el trabajo es aceptar lo que tienes. El problema con muchos de nosotros es que pensamos siempre que seremos felices cuando alcanzamos cierta meta- cuando obtengamos cierto trabajo, o tengamos nuestra casa ideal. Desafortunadamente, esto toma su tiempo antes de que conseguirlo, y cuando lo consigas, puede que tengas una nueva meta en mente. En vez de, tratar de ser feliz con quién eres, donde estás y con lo que tienes. Hacer eso, en vez de compararse con lo que tienen otra personas, o con lo que deseas, o compararse uno mismo con los que tienen menos, o con los que estén pasando con tragedia, con los que estén luchando. Verás que tú estarás actualmente bendecido. Y esto puede conducir a más felicidad con tu situación actual.

    ResponderEliminar
  18. En las empresas y en el país necesitamos ser más productivos, nos guste o no. Es cierto que algunos empresarios son lo peor pero también es cierto que hay un grupo de trabajadores que son del mismo pelo y todos los conocemos. O somos más productivos o nos vamos a la ruina, tan simple como eso, y no debemos olvidar que no somos ministros si no “currelas” con mayo o menor cualificación pero “currelas”.

    ResponderEliminar
  19. iMMi1/5/11

    M;uy acertado tu comentario

    ResponderEliminar
  20. Anónimo1/5/11

    pues a mí no me deja subir ning´n comentario...

    ResponderEliminar
  21. Hola imoD, Un artículo complentamente acertado y además, esta vez te tengo que dar la razón porque hay un experto en felicidad en el trabajo Alexander Kjerulf explica el efecto de ser feliz: trabajadores felices trabajan mejor, son más creativos, arreglan problemas en lugar de quejarse, tienen más energía, son más optimistas, son mucho más motivados, son menos a menudo enfermos, aprenden más rápido, no se preocupan tanto por hacer errores – y por tanta hacen menos errores y toman mejores decisiones.

    ResponderEliminar
  22. Spinoff2/5/11

    Es normal, estamos empeñados con la hipoteca, el coche, las vacaciones de Cabo Verde de hace 2 años …y el jefe te dice que te des la vuelta y a tragar …

    ResponderEliminar
  23. Hola imoD, Considero que pasamos el día huyendo de nosotros en lugar de dedicar un tiempo no sólo a estar con nosotros, sino también cuidarnos, premiarnos. Para muchos el trabajo es una manera de huir, de no ser ni estar porque eso de reunirnos con nosotros mismos da miedo; y yo pienso que será porque nos conocemos demasiado.

    ResponderEliminar
  24. La única manera de ser feliz en el trabajo es eliminando las deudas. Financieramente, esta es una manera enorme de liberarte de la tensión y de hacer que te sientes mucho más seguro. Te sugiero que consigas deshacerte de tus tarjetas de crédito…. Jejjejeeje

    ResponderEliminar
  25. Arbolito3/5/11

    Hacer lo que amamos y disfrutar de lo que hacemos determina más del 50% de nuestro estado anímico. No hay duda que la felicidad laboral se alimenta de la pasión y dicha palabra es clave en cualquier empleo.

    ResponderEliminar
  26. Epicuro3/5/11

    Nuestras malas elecciones nos llevan a desempeñar tareas por la remuneración que esta pueda suministrarnos, olvidando el placer o el gusto por lo que hacemos, y lo que desencadena con el tiempo malestar en tu área de trabajo.

    ResponderEliminar
  27. Flashes3/5/11

    ¿Qué pasa cuando si profesional comprueba que un trabajo en el que había puesto mucha dedicación, no ha sido fructífero, aunque esto sea debido a un cambio en las circunstancias?. El esfuerzo inútil genera una nueva forma de encarar el trabajo: has pasado de sentirte útil y feliz, a sentirse insatisfecho.
    ¡¡¡Esto pasa todos los días la empresa donde trabajo¡¡¡.
    Pero para motivarnos nos llevan 2 días a deslizarnos por barrancos, subir haciendo rappel … Todo el día rezando para que alguno de los jefes que nos acompañan se rompa la crisma pero no hay suerte.

    ResponderEliminar
  28. No puede reducirse a la simple solución de compromiso de “trabajo por dinero”, deberíamos reconocer que el efecto del sentido en el trabajo, así como la falta de sentido en el trabajo, son más decisivos de lo que habitualmente prevemos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tus comentarios! Por favor, se respetuoso.

imoD