20 de abril de 2010

Algo es algo Don Jaume y gracias por sus servicios

No tenía intención comunicarme con vosotros este mes porque no creía que pudiera escribir nada que pudiera manteneros atentos durante 3 minutos y además el tiempo lo estoy invirtiendo en otras ocupaciones que no pueden esperar más. Pero todo esto cambió cuando vi a Jaume Matas en la calle Montesa, y en ese preciso instante encontré esos 10 minutos que nunca encuentro para hacer cosas tan necesarias como ir al servicio sin tener que reventar, o para llamar a mi madre que siempre me llama ella, o para pedir disculpas a alguien al cual he ofendido con o sin razón, porque las razones normalmente son propias y no ajenas.
Paseaba sólo y con la mirada huidiza cuando se encontró a mi altura. Soy persona, y me dio pena ver la estampa de un hombre hundido y roto. Durante unos instantes vi como seguía calle arriba esquivando las miradas de los peatones que se encontraba a su camino y pensé que me tenía que haber acercado y animarle...
Imagino que estaba pensando que esta sociedad se encontraba en una difícil situación porque era imposible que hubiera tantos como él robando tanto en tan poco tiempo sin que nadie dijera o viera nada; y lo que es peor, ninguno denunciara nada (la próxima vez hablaré de la justicia en la Comunidad de Madrid y sus secuaces).
Seguro que en su paseo estaba tratando de razonar que si alguien le hubiera llamado la atención el primer día quizá ahora no estaría con la difícil obligación de tener que buscar 3 millones de euros para no ir a la cárcel.
Cabizbajo analizaba que si nuestra sociedad y el sistema estaba en una difícil situación era porque nunca nadie les dijo que el dinero que salía de los bolsillos de los ciudadanos no era para pagar sus sueldos obscenos y mantener a una casta de golfos cuya única misión es la de medrar.
Supongo que el movimiento de su cabeza indica que no entiende cómo dejaron tanta responsabilidad y tanto dinero fácil en sus manos. ¡Sólo era un hombre!. Pero Don Jaume sea fuerte y no se haga reproches porque ha salido ganando en este negocio ya que aunque pase 2 o 3 años en la cárcel, usted no nos devolverá nunca lo que se llevó.
Sinceramente, Don Jaume, no te deseo ningún mal y no te preocupes porque de la cárcel también se sale. Me hubiera gustado haber hablado unos minutos contigo porque te vi muy arrepentido y avergonzado por todo lo que habías hecho, sé que aunque nada puedas hacer ya por cambiar lo ocurrido, creo que con tu actitud nos pides perdón.
Ahora veo el telediario y puedo observar cómo los del PSOE sacan pecho y reprochan al PP que no tome medidas… jejejjeje, pero ustedes señores varones del PP no se preocupen y aguanten el chaparrón porque en cuestión de horas saldrá algún golfo del PSOE, que en eso sí coinciden ustedes. En tratar de resolver el problema de 4,5 millones de parados no, pero en ser todos unos golfos, ¡sí!.
Usted es un hombre grande Don Jaume ya que con tu dolor has dado luz a las sombras del vecino y ahora vemos por fin que muchos dirigentes del PSOE se hicieron de izquierdas para vivir como los de derechas, que don Felipe se compraba a través de una sociedad interpuesta un chalecito de 3 millones y a mí no me llega para el alquiler, que don José tiene gustos finos de caballos de pura sangre y unos ingresos de 1 millón de euros al año y mi coche casi no pasa ni la ITV, que don Manuel cambia leyes para que su vástaga (no vástago) se lleve crudo unas ayudas de millones que no le correspondían y a mí me niegan una simple ayuda para crear una consultora, que varios ministros no tienen ni la EGB y para ser conserje en la Comunidad de Madrid exigen el bachiller, que doña Leire gana al mes lo que tú no ganas en un año…

Algo es algo Don Jaume y gracias por sus servicios porque quizá la corrupción les obligue a sentarse y crear una comisión que estudie una Ley que podríamos llamar “Ley contra la impunidad del político golfo y sus secuaces” por la cual ningún cargo público saldrá de la cárcel hasta que devuelva todo lo que se llevó, o si lo prefiere, su condena empezará a cumplirse cuando esté repuesto lo que falta…