28 de julio de 2010

SOBRE LA FELICIDAD Y SUS FUENTES

Hace un año me lancé a la aventura de este blog y ese mismo día pude observar que toda la gente con la que me cruzaba estaba triste o seria. Me llamó mucho la atención este hecho y es algo a lo que le dado muchas vueltas durante este año concentrándolo en una sentencia: “si la gente no es feliz es o porque no sabe o porque no puede; pero jamás porque no quiere”.
Con los que no pueden o no quieren poco se puede hacer, pero para aquellos que no saben dónde encontrar algo de felicidad quiero mostrarles algunas manantiales de donde pueden beber. Una manera de aumentar el equilibrio total de la felicidad consiste en incrementar el número de fuentes que la procuran. Aunque son variadas y en todas ellas podremos encontrar agua, no es de la misma calidad según dicen los entendidos en la materia.

Algunas de estas fuentes son:
- Felicidad en el logro: percibimos que nuestros proyectos, objetivos, deseos los vamos alcanzado o estamos en vías de alcanzarlos.
- Felicidad en la competición: alcanzamos una meta pero esta vez a costa de un rival y haciendo grandes esfuerzos.
- Felicidad cooperativa: nuestro instinto de ayudar al prójimo refuerza la idea de “la unión hace la fuerza” tan necesaria en nuestros ancestros cuando se tenían que enfrentar a enemigos o a cazar …
- Felicidad familiar: todo el proceso desde enamorarse, emparejarse hasta el nacimiento y cría de los retoños es susceptible de generar una profunda satisfacción.
- Felicidad en el cuerpo: sex, drog and rock & roll.
- Felicidad en la mente: plantearse interrogantes y hallar la respuesta es el auténtico placer de la investigación.
- Felicidad rítmica: cualquier actividad física en al que interviene un ritmo tiene la virtud de arrastrarnos a una vertiginosa y extraña sensación de euforia. Un ejemplo es el denominado “éxtasis del runner”, gracias a la endorfina (morfina natural que genera el propio organismo), y a la “anandamida” que es una especie de analgésico que genera el cuerpo.
- Felicidad en la mortificación: negarse la posibilidad de gozar y de esta manera verse diferente y superior a los demás mortales. Contraria a la felicidad en el cuerpo.
- Felicidad en el riesgo: salir indemne de la situación y superar los peligros que ellos mismos se han impuesto, como puenting, salto paracaídas, buceo en cuevas, rafting, ala delta, ruleta rusa …
- Felicidad contemplativa: renuncia filosófica o religiosa al mundo para volcarse en uno mismo (San Juan de la Cruz, Buda, yoghis, monjes zen …
- Felicidad en la fe: sentirse abrazado y protegido por “algo” más grande que uno mismo. Similar a un todopoderoso protector padre.
- Felicidad ficticia: sentados en nuestro sofá podemos procurarnos enormes dosis de intensa felicidad viendo nuestras fantasías magistralmente representadas en la tv, o en el cine…
- Felicidad humorística: siempre que nos reímos se produce algo extraño dentro de nosotros. Por un momento nos sentimos un poco más sanos cuado esa ola de felicidad recorre nuestro cuerpo.

Espero que ahora seáis más felices o menos desgraciados.
¡¡Disfrutad del verano y sed felices¡¡!!