16 de septiembre de 2010

PENSAMIENTOS QUE TE HARÁN FELIZ

Por mi trabajo y forma de ser, me encuentro constantemente con personas con las cuales puedo charlar e intercambiar ideas. En más de una ocasión después de haber hablado animadamente e intercambiado puntos de vista intelectuales divergentes o complementarios he llegado a la triste conclusión de que esa persona de la cual he aprendido algo, jamás podrá ser feliz, que está condenado a ser desgraciado sin saberlo y que todo ello reside en su forma de observar el mundo, de entender a las personas que le rodean y la posición en la que se colocan entre ambas partes.

Si en la anterior entrada tenía como fundamento mostrarte las fuentes donde podrías hallar con total facilidad la felicidad, ahora quiero mostrarte qué tipo de pensamientos te permitirán ser todo lo feliz que te atrevas. Un día sin darte cuenta permitiste que se introdujeran en tu mente ideas que te han hecho desgraciado hasta el día de hoy, y de la misma manera quiero que no dudes que también podrás incluir en tu mente nuevos pensamientos que te ayuden a encontrar un estado más adecuado a tus intereses y deseos.

Para aquellas personas que creen que son felices les informo de que no lo son. Una persona feliz no necesitas preguntárselo a nadie; ni tan siquiera a sí mismo. Una persona feliz vive su felicidad y no necesita perder su tiempo haciéndose ese tipo de preguntas…

Algunas de estas ideas que te ayudarán a ser feliz:

- Decídete a ser feliz y habrás recorrido la mitad del camino.
- No puedes cambiar a los demás, pero eres el único responsable de ti mismo.
- Cambia, y el mundo cambiará contigo.
- En este mundo no es eterna ni la felicidad ni la desgracia.
- Un momento de dicha borra innumerables horas de dolor.
- Los buenos y malos momentos son siempre más llevaderos si hay alguien con quien compartirlos.
- No te rindas ante las dificultades porque no se sabe que va a amainar la tormenta hasta que ocurre.
- El haber salido a la mar, y atravesado el mundo, no te garantiza que encontrarás el tesoro.
- Vencer no consiste en no caerse nunca, sino en levantarte cada vez que te caes.
- El éxito se alcanza si coinciden la oportunidad, la preparación adecuada y el valor para actuar.
- Los problemas son reflejo de lo que necesitas aprender.
- No pienses, observa.
- Date la oportunidad de saber más de lo que crees.
- No te enfades contra las cosas porque a ellas les da lo mismo.
- No importa que seas león o gacela, lo importante es que seas el mejor corredor.

Y la idea que no debes dejar de repetirte hasta que la esté tatuada en tu cerebro es que “dentro de ti hay la suficiente energía como para conseguir lo que te propongas” ... ¿por qué no la utilizas?.

Dado que la tristeza comienza en la mente, es allí donde se debe construir la felicidad.