31 de marzo de 2011

Preguntas que facilitan recolocarse

Hay cerca de 5 millones de parados y el panorama económico de nuestro país se presenta al menos, incierto. En esta coyuntura, aquellos que han perdido recientemente su empleo no deben dudar en iniciar de inmediato una búsqueda para encontrar una nueva ocupación.

Aunque los primeros efectos del despido pueden ser perturbadores, también es cierto que siempre existen soluciones. Cualquier paso dado en esta situación debe inducir a pasar a la acción, con el objetivo de facilitar el cambio de actitud y comenzar a pensar a futuro. El propósito es ir alcanzando pequeños logros que faciliten la recolocación.

No hay recetas mágicas para encontrar un empleo, pero las preguntas que deben formularse a sí mismos y que facilitará enormemente esta ardua labor podrían ser estas que paso a detallar a continuación:

¿Qué le digo a la gente?
Elabora un mensaje claro que contar a tu entorno acerca de tu nueva situación laboral. No es utilizar subterfugios. Directo y al grano porque quizá alguien te pueda ayudar, pero para hacerlo tiene que saber cómo.

¿Qué he conseguido?
Identifica tus logros y resultados en tu carrera profesional. Seguro que algo has estado haciendo estos últimos 7 años en la empresa antes del ERE.

¿En qué soy bueno?
Haz una evaluación de tus capacidades y establece aquéllas que son diferenciales.
No es necesario haber escrito un libro para poder definirte como una persona muy capaz en alguna especialidad.

¿Qué busco?
Fija tu puesto y sector objetivo, siendo tan concreto como puedas.
Preferible donde puedas aportar un valor añadido a la empresa que te contrate.

¿Qué transmito?
Elabora tu anuncio: un único mensaje de 90 segundos que transmitir a empleadores y contactos.

¿Cómo llego a mi objetivo?
Define tu plan de marketing, haciendo que tu mensaje se pueda trasladar de forma eficaz por cada canal.

¿En quién me apoyo?
Selecciona tus contactos en una BBDD y pasa a gestionarlos como si fueran clientes.

¿Cómo me ayudan?
Busca concertar una cita con cada uno de tus contactos para pedir asesoramiento Si te basas en la filosofía de “dar para poder recibir” se te abrirán hasta las puertas del ascensor.

¿Qué hago cada día?
Fija un objetivo semanal y elabora un calendario para centrar todos tus esfuerzos en lograr ese objetivo. Por ejemplo, 3 reuniones y 10 llamadas a BBDD de contactos.
Si puedes crear un calendario semanal que garantice que dedicas 40 horas al trabajo de buscar trabajo mejor.